La tumba del Convento de Don Evaristo

La tumba de Evaristo Quiros y Quiros me recuerda tristemente aquella máxima de que el mejor sitio para esconder algo es ponerlo a la vista de todo el mundo. Porque eso parece haber pasado en este caso, dado que decenas de vecinos de Campo de Criptana pasan al lado o incluso por encima de esta tumba cada semana y ni siquiera son conscientes.

Una tumba que se encuentra en la parte central izquierda de la nave central del edificio de la Iglesia Convento de Carmelitas Descalzos, sito entre la calle Convento y la calle Concepción.

Algunos fines de semana que paso en el pueblo me acerco allí, para la Misa de 9:00 h los domingos por la mañana, y siempre me ha llamado la atención esta tumba, que parece olvidada e incluso oculta a los ojos de los fieles que nos damos encuentro en esta Iglesia.

Hace unas semanas decidí hacer unas fotos e investigar quién estaba allí enterrado, y me encontré con la historia de Evaristo. Aquí os dejo las dos fotos, con la inscripción en latín.

Contexto histórico.

Es bien conocida la persecución llevada a cabo contra la Iglesia Católica por parte de los socialistas y comunistas durante la Segunda República.

El posicionamiento del líder del PSOE en aquél momento, F. Largo Caballero, con gran poder en el gobierno republicano, hombre declaradamente marxista de corte soviético y siempre en estrecha colaboración con el gobierno de la URSS de Lenin, consistía en llevar hasta sus últimas consecuencias la ideología comunista de Marx y acabar con la Iglesia.

Sus declaraciones publicadas en el diario El Socialista de 9 de febrero de 1936 no dejan lugar a dudas: “Estamos decididos a hacer en España lo que se ha hecho en Rusia. El plan del socialismo Español y del comunismo Ruso es el mismo”.

Más de 270 incidentes registrados bajo el régimen republicano en toda España dan cuenta de las iglesias y conventos quemados, y de los curas, monjas y resto de miembros del clero perseguidos, violentados y asesinados.

Tras el inicio de la Guerra Civil, se ha venido utilizando el término historiográfico “Terror Rojo” para denominar a la represión continuada contra la Iglesia en la zona republicana. Hay contabilizadas 6.832 víctimas religiosas asesinadas, de las cuales 13 eran obispos, 4.184 sacerdotes, 2.365 religiosos y 283 religiosas. Su único crimen fue el de profesar la religión católica.

Asesinatos republicanos en Campo de Criptana.

Al inicio de la Guerra la población de Campo de Criptana quedó bajo el bando republicano. En el pueblo fueron detenidas unas 250 personas por ser sospechosas de tener ideales de derechas, o bien por ser declaradamente católicos.

La mayor parte de estos detenidos fueron asesinados en las carreteras y caminos cercanos al pueblo, entre julio y agosto de 1936. No existió proceso judicial ni se les acusaba de ningún cargo formal, se les asesinó simplemente porque sus ideas o creencias religiosas no se correspondían con las de los socialistas y comunistas republicanos.

Entre los detenidos se encontraban los siete curas que al inicio de la Guerra residían en Campo de Criptana. La noche del 19 de agosto de 1936 cuatro de ellos fueron asesinados dentro del pueblo, y otros dos fueron llevados a la espalda del Cerro de la Virgen y fusilados allí.

El asesinato de Don Evaristo Quirós.

Sin embargo Evaristo Quirós y Quirós había sido trasladado por los soldados republicanos a Madrid, concretamente a la localidad de Chamartin de la Rosa, importante municipio madrileño de unos 40.000 habitantes en aquel momento, situado donde hoy se encuentran los distritos de Chamartín, Tetuán y Pinar de Chamartín. Y que había quedado en primera línea de combate bajo el bando republicano. Este municipio había adquirido protagonismo durante los años de la República por su peso como gran zona obrera.

Es decir, mientras que sus compañeros permanecieron presos en Criptana hasta su asesinado el 19 de agosto, a Evaristo Quirós se le trasladó al frente de Madrid. Estos movimientos de presos civiles y religiosos dentro del territorio republicano respondían a diversos motivos logísticos y políticos.

Sin embargo, a Don Evaristo le llegó la muerte a manos de los republicanos incluso antes que a los otros curas criptanenses. Concretamente fué asesinado cuatro días antes que sus compañeros, el 15 de agosto de 1936 en Chamartin de la Rosa, probablemente con otros curas y presos civiles o religiosos.

religiosos criptanenses

Algunos detalles.

Cabe indicar que Evaristo ostentaba la Dignidad de Chantre, cargo eclesiástico que corresponde al encargado del Coro o Maestro Cantor. Es decir, era el director del Coro de la parroquia.

También  hay que señalar que, probablemente bajo la persecución del patrimonio de los miembros de la Iglesia por parte del gobierno de la República, el 10 de mayo de 1933 la sucursal del Banco de España en Ciudad Real publicaba el siguiente anuncio en la prensa nacional, que encontramos en ABC: “Habiéndose extraviado el resguardo de depósito transmisible número 6.188, de pesetas nominales 75.000, en títulos de la Deuda Perpetua Interior al 4 por 100, expedido por esta Sucursal en 26 de junio de 1926, a favor de D. Evaristo Quirós Quirós, se anuncia al público por primera vez, para que el que he crea con derecho a reclamar lo verifique dentro del plazo de un mes, a contar desde la inserción de este anuncio en el periódico oficial Gaceta de Madrid”. Dos meses después de este anuncio se iniciaba la Guerra Civil española, y poco más de tres meses después era asesinado nuestro protagonista.

Vía | 464 Martires ABC SlideShare Blog La información Blog La Verdad Ofende 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s