Diferencia entre Ley y Mandato

Decía ese gran jurista y economista que fue Hayek en su ensayo “Derecho y Ley” de abril de 1966 <<Ni la Atenas clásica, la Roma Republicana, la postrera Edad Media, los Países Bajos del siglo XVII o la Inglaterra del XVIII, conocieron una legislación que, según el sentido moderno, pudiese arbitrariamente transformar el derecho de determinar las relaciones de los hombres entre sí o con el gobierno. Sus corporaciones legislativas regían la conducción de los negocios del Estado y la administración de los medios confiados al gobierno. Pero el derecho que limitaba la libre esfera del individuo y fijaba las condiciones bajo las cuales él podía ser obligado a algo, emanaba, no de la caprichosa decisión de algunos hombres o de una mayoría, sino de una sala de juristas que, como jueces o juristas, creían no crear el derecho sino encontrarlo>>.

derecho1

Es decir, mientras que lo que hoy llamaríamos Derecho Público eran poco más que normas de carácter instrumental destinadas a organizar la administración del Estado, que desde luego no podían invadir la esfera privada del ciudadano, el verdadero Derecho, que hoy equivaldría al Derecho Civil de manera generalista (civil, mercantil y laboral) no se “inventaba” en el parlamento, sino que se buscaba en la forma más justa en que los hombres vivían, comerciaban y se relacionaban entre sí, fundamentado siempre en la libertad del individuo a disponer de sí mismo y de su patrimonio.

En la época moderna, el Estado ha invadido la libertad individual, confundiendo Derecho público y privado, y superponiendo al Estado frente al individuo.

La invasión del Estado se ha realizado a nivel jurídico igualando dos figuras que son muy distintas entre sí: La Ley y el Mandato. Mientras la Ley debe ser una norma de carácter general y abstracto, constante e invariable en el tiempo, que tradicionalmente regía el Derecho como tal, el Mandato supone una norma de carácter individual y concreto, destinada a regular un hecho determinado.

El Mandato era el tipo de norma que utilizaba la organización pública, mientras la Ley era el verdadero derecho, derivado de las relaciones entre los ciudadanos. Sin embargo, la apropiación del Estado de la vida de los ciudadanos se ha realizado vía Mandato, llamando Ley a muchas normas que no son más que meros Mandatos.

derecho2

La gran diferencia: mientras una Ley ordena la prohibición de hacer algo (no robar, no matar) un Mandato ordena el deber hacer algo (pagar un impuesto, seguir una determinada conducta).

Todo el Derecho Administrativo y el Derecho Fiscal, que han sido los instrumentos jurídicos del Estado para apoderarse de la vida civil, constituyen un mero conjunto de Mandatos, aunque sus normas tengan el nombre de Leyes.

Veamos las ocho diferencias entre ley y mandato:

LEY MANDATO
Norma abstracta, genérica, aplicable a todos por igual (no matar. Cualquiera que mate, está incumpliendo la ley, en cualquier situación y momento). Norma específica, de contenido concreto, que ordena hacer algo determinado en una circunstancia particular (si vendes un terreno, pagas un impuesto sobre la plusvalía).
La ley deja libertad para que cada uno actúe como quiera, dentro del marco legal. El mandato obliga a actuar de una manera concreta, por lo que restringe la libertad.
La Ley permite que cada individuo persiga sus propios fines. El mandato impone los fines del legislador a los ciudadanos, por lo que restringe la libertad.
Bajo las leyes lo hombres pueden cooperar entre sí en la búsqueda de sus fines individuales. Bajo los mandatos, los hombres deben llegar al poder para poder lograr sus propios fines individuales creando un mandato al efecto.
La ley tiene un origen evolutivo y consuetudinario, desde las mejores prácticas y usos. El mandato se decreta por un grupo de personas determinado.
La justicia es ciega: es justo todo comportamiento dentro de la ley. Justicia social: es justo lo que determine el legislador como justo en cada momento.
Sistema social: Liberalismo Sistema social: Estatismo
Todos somos iguales ante la ley. La igualdad viene determinada por cada mandato en cada momento.

Vía | Lecciones de Economía Jesús Huerta de Soto

Más Información | Hayek y el Derecho   Clases de Economía Jesús Huerta de Soto

Imágenes | Pixabay     Wikimedia 

Anuncios

Análisis Técnico y Análisis Fundamental en Bolsa.

Comprar barato y vender caro. Así es como se gana dinero en cualquier mercado, también en la Bolsa.

Si el precio actual es barato, hay una oportunidad de compra. Y si por el contrario el precio es caro, será nuestra oportunidad de vender las acciones compradas más baratas, así como sabremos que no es el momento de comprar, pues incurriremos en pérdidas cuándo el precio baje.

Pero algo tan fácil de teorizar es muy difícil de ejecutar correctamente en la práctica, y la dificultad viene dada por la siguiente cuestión ¿Qué precio es caro o barato?. Si hoy las acciones de Banco Santander cotizan a 7 € ¿están caras o baratas?

Para saber si un precio es alto o bajo, hay que compararlo con algo. En el caso del precio de una acción, hay que comparar el precio de dicha acción en el mercado con el precio que creemos que objetivamente corresponde a la misma. Por ejemplo, si nuestro análisis nos dice que las acciones de Santander tienen un precio objetivo de 10 € y hoy cotizan a 7 € está claro que su precio de mercado supone una oportunidad de compra. Por el contrario, si nuestro análisis atribuye un precio objetivo de 6 € a dicha acción, diremos que el precio de mercado es alto y esperaremos a que baje para comprar.

Existen dos técnicas de análisis para determinar el precio objetivo de una acción: Análisis Técnico y Análisis Fundamental. Y ambas son totalmente distintas entre sí, tanto en su filosofía como en su funcionamiento.

wall street

El Análisis Fundamental se basa en estudiar detenidamente toda la información económica, financiera y patrimonial que afecta a la empresa cotizada, para buscar un precio objetivo con el cuál poder comparar la cotización actual, de cada a tomar decisiones de comprar, vender o mantener la acción. Así, dicho análisis contiene el estudio de los estados financieros de la empresa durante los últimos años, extrayendo mediante ratios las principales variables del funcionamiento de su negocio contenidas en el Balance y en la Cuenta de Resultados de la compañía. Algunas de las principales magnitudes objeto de estudio son las ventas, el margen bruto, los costes, el fondo de maniobra, la deuda de la compañía a corto y largo plazo, su número de clientes, o la calidad de sus activos. Todos los datos deben ser analizados en su evolución durante los últimos ejercicios, así como compararse respecto de las mismas magnitudes de las empresas competidoras. Este análisis se complementa con el plan estratégico que la empresa haya presentado para los próximos años, la situación macroeconómica, la situación de su mercado o la composición de su equipo directivo. Finalmente, mediante distintos métodos de valoración como el Gordon-Shaphiro podremos determinar un precio objetivo para las acciones de la compañía. Y ya tendremos un dato objetivo con el que poder comparar la cotización actual de dichas acciones.

Una de las principales críticas que se suelen hacer al Análisis Fundamental es que la información contable y pública de las empresas no tiene por qué coincidir con la realidad interna de las mismas. Así por ejemplo, si los gestores están ocultando perdidas, o utilizan artilugios contables para disfrazar deuda, el análisis estará viciado y el precio objetivo obtenido no será veraz.

analisis técnico

El Análisis Técnico se basa en estudiar el precio de mercado, bajo la premisa de que el mercado refleja toda la información existente. El funcionamiento y gestión de la empresa, su buena cifra de ventas, la posición que ocupa en su mercado, las intenciones de sus principales accionistas, los deseos de los especuladores que van a vender a corto plazo, etc… toda la información relevante está ya descontada en el precio de la acción en el mercado, por lo que es la evolución de dicho precio la que habrá que estudiar para saber hacían dónde se dirige el precio, y poder determinar por tanto un precio objetivo con el que comparar el precio actual.

Esto se hace con técnicas estadísticas y matemáticas, sobre los gráficos que reflejan la evolución histórica de la acción. Lo que se busca es determinar la tendencia del mercado, si la misma es alcista el precio tenderá a subir; y viceversa, si la tendencia es bajista el precio actual es tenderá a bajar. El padre de esta disciplina, Charles H. Dow (fundador del primer índice bursátil, el Dow Jones) determinó que existían tres tipos de tendencias: 1) Primarias, de seis meses a un año, denominadas maneras; 2) secundarias, de tres semanas a tres meses, llamadas olas; 3) terciarias, de menos de tres semanas, también llamadas ondas. Sobre las premisas de que los índices confirman las tendencias, el volumen confirma la tendencia, y la tendencia se mantiene hasta que se observan señales claras de cambio en la misma, podemos concluir si el precio de una acción va a seguir subiendo, o por el contrario va a bajar en los próximos meses.

Con las citadas técnicas estadísticas y de análisis gráfico, se puede aproximar un precio máximo y un precio mínimo para los próximos meses, y determinar si es buen momento o no para comprar.

La crítica principal al Análisis Técnico es la de que el mercado no es perfecto, y no descuenta toda la información disponible, por lo cual la premisa básica de la que parte esta técnica es errónea. Habría por tanto que analizar la empresa para conocer adecuadamente su realidad (análisis fundamental) y no valdría con estudiar simplemente cómo ha sido su cotización histórica (análisis técnico).

Más Información | Análisis Técnico   Análisis Técnico Expansión   Análisis Fundamental Expansión   Value Investing 

Imágenes |  wikimedia   wikimedia 

La Resolución y la Rescisión en nuestro Derecho Civil

La Resolución y la Rescisión son dos formas de finalización y extinción de los contratos, o negocios jurídicos en general, por ineficacia de los mismos. Dos formas distintas pero que en muchas ocasiones se confunden, en buena medida porque nuestro Código Civil (CC) no aclara adecuadamente la distinción entre las mismas. Ha sido la jurisprudencia del Tribunal Supremo la que ha ido definiéndolas.

RESCISIÓN.

La Rescisión supone la ineficacia sobrevenida de un negocio jurídico por lesionar los legítimos intereses de terceros, o constituir un fraude de acreedores. Es decir, no existe una ineficacia originaria, sino que el negocio jurídico se ha celebrado correcta y válidamente, conteniendo todos los elementos necesarios, pero su finalidad lesiona o perjudica los intereses de las partes o terceras personas.

Así, la rescisión supone como decimos una ineficacia sobrevenida, que obliga a la devolución de las cosas que fueron objeto de contrato, con sus frutos e intereses, suponiendo una ineficacia con efectos <<ex nunc>> desde el momento de su reconocimiento, y no puede perjudicar a terceros.

Puede hacerse valer como ya anticipamos por las partes o por terceros perjudicados por el negocio jurídico, todo aquél que sufra una lesión injusta por resultado del mismo.

derecho1

Un ejemplo típico de Rescisión es la del contrato en fraude de acreedores. Imaginemos que Juan mantiene una deuda de 100.000 € con Miguel, y siendo todo su patrimonio un terreno valorado en 150.000 € hace una donación del mismo en febrero a su hermano. Si la donación está correctamente formalizada en Notaría, se ha inscrito en el Registro de la Propiedad y ha pagado los impuestos que correspondan, el negocio jurídico es totalmente legítimo. Ahora pensemos que en marzo Miguel reclama el pago del préstamo, que vencía en dicha fecha, y Juan le dice que no puede pagarle porque no tiene dinero para ello, declarándose insolvente. Cuándo Miguel lo demanda por incumplimiento descubre que Juan no tiene patrimonio a su nombre con el cuál responder de la deuda, pero sin embargo un mes antes del vencimiento del contrato de préstamo Juan donó a su hermano un bien inmueble por un valor superior, es decir, se deshizo del patrimonio con que podría haber respondido de la deuda. Aquí Miguel podrá por tanto solicitar la Rescisión de dicha Donación, que claramente perjudicó su derecho de cobro, y que encaja en el supuesto del punto 3 del art. 1290 CC a cuyo tenor “son rescindibles los contratos celebrados en fraude de acreedores, cuándo éstos no puedan de otro modo cobrar lo que se les deba”.

La acción de rescisión tiene carácter subsidiario, solo puede ejercerse cuándo no cabe otra manera de reparar el perjuicio. Y está sujeta a un plazo de caducidad de 4 años (art. 1299 CC).

RESOLUCIÓN.

La resolución es la facultad que asiste a una de las partes del contrato para resolver o dar por terminado el mismo, ante el incumplimiento de la otra parte. Corresponde su ejercicio al contratante cumplidor frente al incumplidor.

En el caso de la resolución, nos encontramos también ante un negocio jurídico que nació y se perfeccionó con total validez, pero que deviene ineficaz por el incumplimiento de sus obligaciones por una de las partes, denunciado por la parte cumplidora.

Dicho incumplimiento puede especificarse contractualmente, muchos contratos incluyen en su clausulado los supuestos en los que una de las partes puede solicitar la rescisión (por ejemplo, por la falta de los pagos establecidos, o pasado un término o plazo de tiempo concreto). Aunque en general el simple incumplimiento legitima a la otra parte para resolver el contrato.

derecho2

Frente a la rescisión, que como dijimos produce efectos desde su declaración, la resolución rompe el negocio jurídico con efectos desde el inicio de la relación obligacional, por lo que cada parte debe reintegrar o restituir a la otra todo lo recibido en virtud de dicha obligación. Si bien en el caso de una relación obligatoria de carácter continuado en el tiempo y parcialmente consumada los efectos son solo desde su declaración (STS 691/1998).

Si en la rescisión la acción la podía ejercer cualquier persona perjudicada, en la resolución solo están legitimados para ejercer la acción las partes cumplidoras del contrato.

Y en contra de lo que sucedía en la acción de rescisión, de carácter subsidiario, la acción resolutoria es de carácter principal.

La Resolución está sujeta a un plazo de prescripción de 15 años desde que se produce el incumplimiento.

Un ejemplo típico de resolución es el de la compañía de telefonía móvil que indica en su clausulado que tendrá la facultad de resolver el contrato, cortando el servicio de voz y datos, por impago por parte del usuario de la cuota mensual o recibo correspondiente.

CONCLUSIÓN

Mientras que en el caso de la Resolución nos encontramos con una medida destinada a finalizar un negocio jurídico válidamente celebrado pero que daña los intereses de terceras personas, en el caso de la Rescisión tenemos una medida de finalización de un contrato que también goza de total validez, pero donde existe un incumplimiento de una de las partes, alegado para dicha finalización por la otra parte contratante.

Vía | Blog Sepin

Más Información | Ramirez Sanchez Abogados     Codigo Civil.info

Imágenes | Pixabay   Pixabay

Ventaja Comparativa y Comercio Internacional

Rompiendo con el pensamiento político proteccionista de su época, el cuál prescribía que un Estado debía defender a sus comerciantes no importando mercancías de otros países,  en 1817 publicaba el economista clásico David Ricardo su obra “Principles of Political Economy” en la que venía a demostrar que si un país se especializaba en producir aquellos productos en los que era más competitivo, y después utilizaba la parte de dicho producto que no consumía para comerciar con el resto de países a cambio de los productos donde era menos competitivo, obtendría un resultado más óptimo que el resultado de producir por sí mismo tanto los productos donde es competitivo como aquellos dónde no lo es.

Esta obra se considera la piedra angular del Comercio Internacional, y dio inicio a una nueva forma de abordar las políticas internacionales de comercio.

Veamos con un ejemplo práctico cómo dos países que se especializan en aquella mercancía dónde son más competitivos y luego comercian entre sí acabarán con una situación final más óptima que la de partida.

Imaginemos que tanto en Suiza como en España se utilizan 1840 horas al año para producir relojes y naranjas, concretamente 920 horas en cada país se utilizan para producir naranjas y otras 920 horas para producir relojes. Pero sin embargo por las distintas condiciones meteorológicas y demás factores el resultado final es asimétrico, y da como resultado que en España se logran 1.000.000 naranjas al año utilizando dichas horas de trabajo, y 100 relojes al año, mientras que en Suiza se producen anualmente con dichas horas de trabajo anuales 100.000 naranjas y 600 relojes.

comercio internacional 1

El resultado en ausencia de especialización y comercio internacional es que cada año se producen 1.100.000 naranjas y 700 relojes.

España es más competitiva en la producción de naranjas que Suiza, porque produce 1.087 naranjas por hora de trabajo, frente a las 109 naranjas por hora que logra el otro país. Sin embargo Suiza es más competitiva que España en la producción de relojes, puesto que produce 0,65 relojes por hora, más de seis veces superior a los 0,109 relojes por hora que logra España.

Ahora pensemos que España se dedica solamente a producir naranjas mientras que Suiza se dedica solamente a producir relojes.

comercio internacional 2

El resultado es que la producción total anual de naranjas se eleva a 2.000.080 unidades y la producción total anual de relojes sube hasta las 1.200 unidades.

Son 900.080 naranjas más y 500 relojes más que en ausencia de especialización.

¿Y cómo comerciarán entre sí? Si la producción de ambas mercancías se ha logrado con el mismo coste de horas de trabajo, y asumimos que se utiliza dicho factor como denominador común, un reloj suizo cuesta 1.666 naranjas. Así España podrá comprar relojes por 1,5 horas de trabajo (que es lo que le supone producir dichas naranjas) mientras que antes un reloj le costaba 9,2 horas de trabajo. Por su parte, Suiza podrá comprar 1.666 naranjas por  1,5 horas de trabajo que le cuesta producir un reloj  mientras que antes necesitaba 15,2 horas de trabajo para producir la misma cantidad de naranjas.

Resultado: ambos países han mejorado sustancialmente su situación particular, a la vez que han mejorado igualmente la situación general agregada. La especialización y el comercio internacional han contribuido a aumentar el nivel de vida, con más productos a un menor precio.

800px-Centro_de_Comercio_Internacional_-_Bogota

Cómo dice el Profesor Huerta de Soto en un ejemplo similar, la forma más barata de comprar naranjas para Suiza es hacer relojes, mientras que la manera más barata de comprar relojes para España es producir naranjas.

¿Y qué sucedería en el caso de que un país fuese más competitivo en producir ambos bienes, tanto naranjas como relojes? La ley de la ventaja competitiva se sigue cumpliendo igualmente, si el país inferior en la producción de ambos productos se especializa en producir aquellos en los que es relativamente más competitivo, aunque el otro país sea también mejor en dicho producto, mientras que el segundo país mejor en ambos se especializa en producir el otro producto, la situación final será también mejor que la inicial.

Por supuesto, huelga decir que en este ejemplo hemos simplificado al máximo situaciones reales, pues la realidad industrial y de producción es mucho más compleja, y existen evidentemente miles de productos en cada país; de la misma manera hemos obviado el hecho de que el valor de un producto no reside en la cantidad de horas de trabajo, ni de ninguna otra materia prima, sino de la demanda y los gustos de los consumidores. Pero la idea fundamental de la especialización y la ventaja comparativa siempre se cumple, forma parte de la teoría económica fundamental que rige la acción humana y el comercio internacional.

Vía | Elaboración Propia

Más información | El Blog Salmón  Punto de Vista Económico

Imágenes | Wikimedia  y Elaboración propia

Potencia y Energía eléctrica en España.

La energía eléctrica es básica en nuestra vida, si miramos alrededor ahora mismo seguro que nos encontraremos con equipos que funcionan con electricidad. El mundo tal y como lo entendemos no podría existir sin la energía eléctrica. Y como también sabemos no existe a día de hoy la tecnología que permita almacenar en grandes cantidades y durante mucho tiempo la energía, por lo que la misma debe generarse en el mismo momento en el que la necesitamos.

La potencia instalada es la capacidad de generación de energía existente en un país que permite abastecer la demanda eléctrica de sus empresas, serivicios y ciudadanos en cualquier momento. Las fuentes de generación de una nación que desee no sufrir interrupciones ni apagones deben cubrir holgadamente la demanda potencial de energía y mantener una adecuada diversificación en su estructura.

La Potencia instalada en la península a cierre de 2013 según el informe de Red Eléctrica de España (REE) era de 102.395 MW y se estructuraba de la siguiente manera:

Fuentes Generación Energía

La producción de energía eléctrica denominada de Régimen Especial es la generación solar, eólica, hidráulica, cogeneración, biomasa y de tratamiento de residuos. Este tipo de generación se ha promovido por los distintos gobiernos de España desde el año 1997 (Ley 54/1997 del Sector Eléctrico) frente a la generación tradicional o de Régimen Ordinario, que aglutina la generación nuclear, con carbón y ciclo combinado.

El resultado de la incentivación de las energías de Régimen Especial es que la Eólica y la Hidráulica suman un 41,7 % del mix de generación eléctrica en nuestro país.

La implantación de estas fuentes de generación, como la solar, la eólica, hidráulica o cogeneración se ha subvencionado fuertemente por los distintos gobiernos, puesto que en muchos casos no pueden competir en costes ni en eficiencia con las fuentes de producción tradicionales. Otra fuente de generación que ha sido fuertemente subvencionada es la de producción con Carbón, para ayudar a la cuenca minera asturiana principalmente.

Al margen de hacer aquí valoraciones sobre la idoneidad de la incentivación para la creación de este mix nacional, lo primero que cabe pensar al ver la distribución del mix energético es que la mayor parte de la energía eléctrica que consumimos se produce por las centrales de ciclo combinado, las eólicas, las centrales hidráulicas y la generación con carbón (que suman casi un 80 % de la potencia instalada).

Llegados a este punto debemos señalar la diferencia evidente entre Potencia y Energía: la potencia es la capacidad para producir energía, pero si no se pone en funcionamiento dicha potencia no se generará energía alguna.

Esto quiere decir que, si tenemos 22.834 MW de potencia eólica instalada y no sopla el viento, la energía producida por esta fuente es de cero MWh. Si tenemos 6.656 MW  de potencia solar instalada y no sale el sol, la energía producida por esta fuente es de cero MWh). Si tenemos 19.865 MWH en potencia hidráulica instalada y no es un buen año de lluvias, la energía realmente producida será muy inferior a la potencial.

Por tanto, el resultado es que la energía producida en el ejercicio 2013 tuvo una distribución distinta del potencial del mix energético. La energía total demandada fue de 246.313.000 MWh, que abreviaremos en 246.313 GWh, y se generó de la siguiente manera:

generación electrica 2013

Mientras que la generación nuclear supone un 7,7 % de la potencia instalada, produjo sin embargo casi la cuarta parte de la energía consumida en 2013. Hay que señalar que como nos dice el mismo informe de REE fue un buen año de lluvias y viento, porque la eólica nunca había estado a la cabeza de la generación, sino que lo habitual en años anteriores según las condiciones climatológicas era una mayor generación con Carbón y Ciclo Combinado. Por ejemplo en 2010 la eólica, que ya representaba más del 20 % de la potencia instalada peninsular, contribuyó solo en un 14 % a la generación total de energía de dicho año.

La Energía Nuclear se revela como la fuente más barata y eficiente de generación eléctrica. Como ya hemos dicho, ostentando menos de un 8 % del total de potencia instalada consigue generar más de un 23 % del total de la energía demandada. Su fuente de generación es más barato que el carbón y el gas. Y la cuestión principal, puede funcionar más horas de manera ininterrumpida que el resto de tecnologías. Así por ejemplo, si no sopla el viento durante muchas horas, no se mueven los molinos, y hay 22.834 MW inutilizables. Mientras que llueva, nieve, esté nublado o salga el sol, sea de día o sea de noche, los 7.884 MW de generación nuclear pueden funcionar y generar la energía que cada día necesitamos.

Por último, señalar que si dividimos la energía generada en dos grupos, el de energías tradicionales y en el de energías de régimen especial, las de régimen ordinario generaron 155.695 GWh del total, mientras que las de régimen especial aportaron 110.846 GWh. Es decir, las fuentes de generación que más nos han costado vía subvenciones (déficit de tarifa) son las que menos sumaron en 2013 al total de generación.

Vía | Red Eléctrica de España Informe Anual 2013

Más Información |  El sistema eléctrico en España  Manuel Fernandez Ordoñez Blog

Imágenes | Elaboración propia  Flickr

Economía: Teoría e Historia

La economía, como ciencia de la acción humana, se divide en Teoría e Historia. Al igual que la diferencia filosófica enunciada por Aristóteles entre forma y materia, la Teoría sería el estudio de la forma mientras que la Historia constituye el estudio de la materia, y debemos afirmar que no puede entenderse la materia y entender primero la forma.

La Teoría Económica es el estudio formal de los procesos de interacción humana, es decir, de cómo la acción individual de todos los agentes que intervienen en un mercado libre se coordina de manera espontánea para lograr satisfacer las distintas necesidades que persigue en su actuación uno de ellos. Se trata de un estudio abstracto, esto es, que se abstrae de los hechos para sacar conclusiones generales.  Que la Teoría Económica sea un estudio generalista significa que no se ocupa de casos particulares, sino que aspira a explicar la generalidad de la realidad económica. Este estudio formal, abstracto y generalista de la economía no es cuantitativo, pues no se ocupa de medir o cuantificar datos, sino que se trata de un estudiocualitativo, es decir, sobre relaciones cualitativas entre las variables económicas. Y es que en las ciencias sociales no existen constantes, como si sucede en las ciencias naturales, sino que todo son variables.

ball-93117_640

Sin embargo la Historia Económica constituye un estudio sistemático de la acción humana acaecida a lo largo del tiempo pasado, es decir, de los hechos económicos históricos. Ello significa que la Historia Económica como ciencia supone crear un sistema es estudio de todos los hechos pasados y registrados por el hombre.

La relación entre Teoría e Historia es la de que no puede analizarse la Historia sin una correcta Teoría. No se puede hacer Historia sin Teoría. Y es que si intentamos analizar los hechos históricos sin una Teoría adecuada, no seremos capaces de obtener conclusión alguna que tenga sentido. Si utilizamos una Teoría poco sólida, o errónea, llegaremos por supuesto a conclusiones erróneas.

El puente entre la Teoría Económica y la Historia Económica es la comprensión del historiador, el arte del investigador económico al realizar su análisis. Por ello dos historiadores que analicen los mismos hechos con la misma teoría pueden llegar a conclusiones distintas, pues el análisis de la historia económica es un arte, y no una técnica con automatismos.

La Economía Aplicada, o Economía Política es la suma de la Teoría Económica y la Historia Económica: El economista desarrolla en primer lugar la teoría correcta, deduciendo a partir de los axiomas adecuados, para obtener una Teoría general que le permita analizar los hechos. En segundo lugar estudia la Historia a la luz de dicha Teoría, y realizando su análisis extrae sus conclusiones. Estas conclusiones le permiten mejorar y desarrollar su teoría, reforzando la misma.

historia

Pero lo que es imposible es destilar Teoría de la Historia. Este es el gran error de la Escuela Histórica Alemana y del Historicismo. No cabe la posibilidad de utilizar la Historia para generar Teoría.

Para ejemplificar todo lo expuesto, pensemos en el fracaso del comunismo en Berlín oriental, donde la gente pasaba hambre y miseria, e intentaba saltar el Muro para huir del comunismo. Si abordamos estos hechos históricos sin una correcta teoría económica, podremos llegar a conclusiones variadas, por ejemplo podremos pensar en que el gobierno comunista se corrompió y ella fue la razón de sus males. Sin embargo, cuándo analizamos estos hechos históricos con la correcta teoría económica, el historiador concluirá que la centralización de los medios de producción y la estatalización de las decisiones económicas conllevó la utilización poco óptima de los escasos recursos económicos, generando un desabastecimiento generalizado de alimentos y productos para el pueblo.

Vía | Curso de Economía del Profesor Jesús Huerta de Soto.

Más Información | Economía Política  Mises: Teoría e Historia 

Imágenes | Pixabay   Artelista