Los Contratos de Opciones

En otro artículo ya vimos los contratos de futuros, que permiten cerrar hoy una compraventa que se ejecutará en un momento posterior del tiempo, asegurándose así ambas partes de que tendrán un precio cierto para el bien objeto de contrato, y limando por tanto los riesgos inherentes al futuro del mercado.

OP1También vimos la posibilidad de la “liquidación por diferencias” o dicho de otra manera cumplir con el contrato mediante el abono o pago de la diferencia entre el precio estipulado “ab initio” y el precio de mercado. Lo cual resulta sumamente útil cuándo lo que se contratan son activos financieros cotizados en los mercados.

Según los contratos de futuros sobre activos financieros o de materias primas se fueron desarrollando, apareció un nuevo tipo de contrato llamado Opción, con la diferencia de que, mientras en el contrato de futuros las partes están obligadas a cumplir con la compraventa en el momento futuro fijado para ello, en la Opción el comprador tiene, valga la redundancia, la “opción” de solicitar la ejecución del mismo,o lo que es lo mismo, la opción de exigir a su contraparte que se lleve a cabo la transacción, lo cual realizará cuándo el precio del activo cotizado en el momento futuro pactado le sea menos favorable en el mercado que el precio pactado en contrato; pero que podrá optar por no ejercer si la situación es la contraria, esto es, si el precio de mercado le es más ventajoso en el momento de vencimiento que el precio del contrato.

Así, mientras que en el Futuro y llegado el vencimiento contractual se deberá ejecutar el acuerdo y llevar a cabo la transacción, en la Opción será una de las partes la que, como su propio nombre indica, tendrá la opción de pedir a la otra el cumplimiento del contrato.

OP2Existen Opciones de Compra, conocidas como Call según la terminología anglosajona, y Opciones de Venta conocidas como Put. En una Call el comprador tiene la opción de comprar un bien a un precio determinado en el futuro. Y en una Put el comprador tiene la opción de vender a la otra parte un bien determinado en el futuro.

Desde luego, el vendedor de una Call tendrá la obligación de vender el activo subyacente al precio fijado en contrato (o pagar la diferencia correspondiente) siempre que el comprador ejerza la opción. Y el vendedor de una Put tendrá la obligación de comprar el activo al precio fijado en contrato (o pagar la diferencia) siempre que el comprador ejerza la opción en el momento determinado para el vencimiento.

Como vemos, se distingue el precio del contrato de Opción, que se llama Prima, y que se paga por el comprador de la Call o de la Put a su respectivo vendedor en el momento del contrato, del precio determinado para el activo subyacente en el momento futuro de ejecución, que se pagará o cobrará si se ejerce la opción a vencimiento por el comprador.

Según el momento de su ejecución, se distinguen en la práctica dos tipos de opciones, las llamadas “opciones europeas”, que determinan un momento cierto y determinado del futuro para ejercer la opción, y las “opciones americanas” en las que se puede ejercer la misma en cualquier momento durante toda la duración del contrato.

Por su dinamismo, dado que no implica la necesidad de llevar a cabo la transacción sino solamente la opción a ello, se negocian muchos más contratos Call y Put en la actualidad en los mercados financieros que contratos de Futuros. Y generalmente se liquidan por diferencias.

Publicado en Que Aprendemos Hoy

Más Información | Expansión  CBOT

Imágnes | Ahorrocapital  Rankia 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s