EL MERCADO FINANCIERO NO ES LIBRE

 

CULTURA POPULAR Y LIBRE MERCADO.

Durante los últimos años he visto cómo cientos de veces, desde las tertulias de la radio o la T.V., desde los artículos de la prensa tradicional y de la prensa en internet, en noticiarios, conferencias, blogs u otros medios de debate y comunicación, se atacaba duramente al supuesto libre mercado financiero como culpable de la actual coyuntura económica de recesión. Y muchas veces, como eje central, una idea: Si usted compró una vivienda y ahora está atrapado en una hipoteca que supera con creces el valor de la vivienda, es culpa de esos malvados neoliberales mercados financieros.

Qué gran paradoja, hablar de “desregulación” y de “liberalismo” y referirse a los mercados financieros. Y es que el mercado financiero está desde hace años (o siglos) hiperregulado y totalmente intervenido.

En el presente artículo, en el que utilizaré términos y razonamientos muy básicos, y muy simplificados, me propongo demostrar de forma sencilla que la crisis hipotecaria vino determinada por la regulación y no como muchos creen por la supuesta libertad del mercado.

EL MERCADO FINANCIERO NO ES UN MERCADO LIBRE.

Entenderemos en este artículo mercado financiero como aquél donde se intercambia dinero presente por dinero futuro, es decir, ahorro por inversión.

Un libre mercado es aquél donde el precio de los bienes y servicios que en él se negocian se determina por el libre juego de la oferta y la demanda. Hay oferentes que poseen un stock de un determinado bien, el cuál valoran en menor medida que los demandantes que acuden al mercado en busca de dicho bien, y con un stock de otros bienes que intercambiar a cambio del bien allí negociado. En la medida en que los oferentes valoren más los bienes ofrecidos por los demandantes, en contraprestación por entregar su bien, se cerrarán transacciones. En un mercado desarrollado, existirá una mercancía llamada dinero y aceptada por ambas partes como moneda de cambio, que será lo que los demandantes que acuden al mercado ofrezcan en contrapartida. Conforme se vayan cerrando transacciones, se irá fijando un precio de mercado. Así, como decía más arriba, el precio se fija por el libre juego de oferentes y demandantes.

Un mercado intervenido es aquél donde no son los participantes del mismo, es decir, aquellos que venden y compran, quienes determinan el precio del bien con sus demandas y ofertas. Sino que es un tercero quién se arroga y atribuye la facultad de determinar el precio.

En el mercado financiero  el precio, esto es, el tipo de interés, no se determina por las libres transacciones de oferentes y demandantes. Sino que se fija por una autoridad pública llamada Banco Central.

Así que no existe ningún libre mercado, sino un mercado totalmente intervenido.

LA BURBUJA INMOBILIARIA.

Desde principios de la primera década de este siglo, es decir, desde 2001 o 2002, el precio de las viviendas comenzó a elevarse, dado que había una gran cantidad de demanda para comprar pisos, garajes, oficinas, y bienes inmuebles en general. El precio del metro cuadrado entre 2000 y 2007 crecía en términos del 10 % anual, e incluso algún año parece que creció en torno al 30 %. La gente demandaba viviendas, y eso hacía subir los precios requeridos por los oferentes, lo cual tiene su lógica. Si sube la demanda, tiende a subir el precio.

 

 

EL TIPO DE INTERÉS EN UN MERCADO LIBRE.

Para demandar viviendas, los demandantes tenían que ofrecer dinero a cambio. Dado que  las más de las veces no tenían dinero suficiente, se dirigían al mercado financiero a solicitar un préstamo, es decir, a demandar dinero. En un mercado libre, si sube la demanda de dinero porque la gente requiere préstamos para comprar una vivienda, el precio del dinero tiende también a subir conforme se incrementa su demanda. En un mercado libre, por tanto, conforme la gente demandaba más dinero para obtener su hipoteca y comprar su piso, el precio del dinero hubiese subido hasta llegar un momento en el que ya no hubiese sido atractivo endeudarse para comprar un inmueble. Acto seguido, la demanda de inmuebles hubiese disminuido, y cuando la demanda disminuye el precio tiende a bajar. Los mercados se corrigen por si solos.

Por ejemplo, si los pisos se revalorizaban un 10 % y el tipo de interés en 2003 era del 3 %, sacar un préstamo al 3 % para invertir al 10 % es un buen negocio, ganas un 7 % (y encima sin arriesgar tu dinero, te lo han prestado!!). Pero si de 2003 a 2004 hay muchos demandantes de dinero, el tipo de interés tenderá a subir, como ya dije antes. Cuándo el tipo de interés llegue al 10 %, ya no será un gran negocio tomar préstamos al 10 % para invertir al 10%. Por lo que la gente dejará de comprar viviendas, y el precio de la vivienda tenderá a bajar. Autocorrección.

EL TIPO DE INTERÉS EN EL MERCADO FINANCIERO INTERVENIDO.

En nuestro mercado financiero intervenido, el tipo de interés no lo fijan oferentes y demandantes de dinero. Lo fija el Banco Central. Así, daba igual que la gente demandase millones de hipotecas para invertir en pisos, el tipo de interés Euribor entre 2000 y 2007 estaba entre el 2 % y el 4,9 % aproximadamente. Muy lejos de ese 10 % que se revalorizaban las viviendas. Daba igual que la gente demandase cada vez más dinero para hipotecarse y comprar inmuebles, había años en los que incluso cuánto más dinero demandaban los compradores más bajaba el BCE el Euribor. Así, no hay autorregulación de ningún tipo. La gente demandaba dinero al 4 % para invertir al 10 %, y cada vez los pisos valían más.

LAS CONSECUENCIAS DE UNA FALTA DE LIBERTAD EN EL MERCADO.

Al final, la realidad siempre acaba imponiéndose sobre el mundo de ciencia ficción que los intervencionistas intentan imponer. Y en un momento determinado estalló la crisis financiera internacional (causada igualmente por una absoluta falta de libre mercado) haciendo estallar consigo también la burbuja inmobiliaria española. Se acabó la fiesta, los pisos ya no valdrán el próximo año un 10 % más, e incluso bajarán. Pero la hipoteca habrá que devolverla. Y si el tipo de interés de dicha hipoteca es del 3 % y las viviendas bajan un 5 % de un año para otro, el inversor que se endeudó para comprar un piso habrá perdido aquí un 8 %, gracias a ese mercado regulado en el que demandó un dinero cuyo tipo de interés nunca subía más de lo que el regulador dictaminaba.

 

 

 

CONCLUSIÓN: MÁS LIBERTAD ES LO QUE NECESITAMOS.

Esto, en un mercado libre, no pasa. Así que no hagan ni caso de aquellos tertulianos que culpen al libre mercado de la pobreza, miseria y pérdidas de los que cayeron en la trampa del intervencionismo financiero. Es todo lo contrario, lo que necesitamos es libertad de mercado, para que esta dramática situación no vuelva a repetirse nunca más en el futuro.

Aunque como dije más arriba he querido hipersimplificar este artículo, para que se entienda muy fácilmente, no me gustaría terminar sin añadir que los Gobiernos, los Bancos Centrales y las autoridades supervisoras no solo determinan el precio del dinero en cada momento, sino que determinan también la cantidad de dinero en circulación. Además, el dinero actual no tiene un respaldo real, como el oro, sino que se trata de dinero fiduciario, por orden de dichos gobiernos. Encima, la regulación pública permite a los bancos no tener el dinero de sus depositantes guardado, sino que lo pueden invertir libremente (coeficiente de caja mínimo). Por supuesto, en un mercado libre, nadie comerciaría con dinero no respaldado por un activo real, y nadie depositaría su dinero al 0,5 % en un Banco sin reservas suficientes. Sin embargo, en un mercado intervenido es lo que hay.

 

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “EL MERCADO FINANCIERO NO ES LIBRE

  1. Pingback: ¿CUÁL ES EL OBJETIVO REAL DE LA BAJADA DE TIPOS DE INTERÉS? | proactivado

  2. Pingback: Ciclos Económicos: Expansión, Crisis y Recesión. | proactivado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s